Tengo la Esperanza de que Dios me Salve

Hay muchos que dicen, “Yo quiero ser salvo.” Y por tanto, en este libro, vamos a tratar de encarar con toda honestidad la pregunta: “¿Qué es lo que debo hacer para ser salvo?” Y puesto que lo que vamos a aprender es que nadie puede hacer absolutamente nada para ser salvo, eso podría desalentar a muchos lectores que concluirían rápidamente que no hay esperanza, y por consiguiente, nadie puede llegar a ser salvo. Pero la realidad es que la situación de las personas que llegan a ser salvas hoy en día está muy lejos de ser desesperada. De hecho, cuando estudiamos la Biblia con todo cuidado hallamos evidencia bíblica suficiente que demuestra que hay una gran cosecha de personas que están siendo salvas en esta época de la historia de la humanidad.

de_ihgwsm
Descarga

 
 


Family Stations, Inc – una institución benéfica sin fines de lucro 501(c)3 – ©2014 Reservados todos los Derechos.